Las personas con diabetes mellitus tipo 1 presentan un elevado riesgo de padecer hipoglucemias horas después de haber realizado ejercicio físico. Un estudio reciente demuestra que la administración subcutánea de glucagón antes de hacer ejercicio, podría prevenirla.

Según un estudio presentado recientemente al congreso de la European Association for the Study of Diabetes (EASD) en la ciudad de Lisboa, la administración de una pequeña dosis de glucagón justo antes de iniciar ejercicio físico de moderada intensidad, podría prevenir la hipoglucemia tanto durante la actividad como a posteriori. El glucagón es una hormona secretada por el páncreas que actúa aumentado los niveles de glucosa en sangre por liberación hepática.

La intervención se estructuró en 4 sesiones que consistieron en administrar una dosis de 150μg de glucagón subcutáneo 5 minutos antes de iniciar ejercicio, reducir al 50% la dosis de insulina basal junto con una inyección placebo antes de la actividad, ingerir 20g de glucosa previamente al ejercicio con 20mg más media hora después, o bien simular una reducción de la tasa basal junto con una inyección de solución salina 5 minutos antes del ejercicio, como sesión control. Cada uno de los 15 voluntarios con DM1 incluidos en el estudio completó cada sesión con una caminata de 45 minutos al 50-55% de la capacidad máxima de ejercicio, con 30 minutos de recuperación y una comida estandarizada (55% carbohidratos, 20% proteínas, 25% grasa) 75 minutos posteriores a la finalización. Los niveles de glucosa se registraron por monitorización continua de glucosa hasta el mediodía del día siguiente.

Los resultados mostraron un aumento de la glucemia tanto en la sesión del glucagón como de la glucosa ingerida, pero en este último el incremento se perpetuó durante el periodo de recuperación comparado con la sesión del glucagón que permaneció estable, además los episodios de hiperglucemia (≥180mg/dl) fueron más notables en la ingesta de glucosa. En las sesiones con reducción de insulina y la control se observó una disminución de la glucemia al inicio del ejercicio con casos de hipoglucemia (<70mg/dl) en 1/3 de los participantes y de hipoglucemia grave en 3 sujetos, en cambio, en las sesiones del glucagón y de la ingesta de glucosa no se observó ningún caso.

Es sabido que los individuos sin diabetes secretan glucagón mientras realizan ejercicio físico como respuesta fisiológica del organismo, pero en la DM1 este proceso está alterado. En la sesión del glucagón los sujetos experimentaron un pico de esta hormona 30 minutos posteriores a la inyección respecto al resto de sesiones que mostraron niveles basales estables.

De acuerdo con los resultados de este estudio, utilizar una pequeña dosis de glucagón antes de realizar ejercicio físico planificado de intensidad moderada, parece ser una estrategia eficaz para prevenir hipoglucemias durante y después de la actividad en pacientes con DM1, comparado con la recomendación actual de reducir la dosis de insulina basal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *